25 de diciembre de 2010

Scott Pilgrim

Lo prometido es deuda. Y aunque estoy pagando tarde, lo que cuenta es que lo haga espero que medianamente.
Las navidades me han robado el poco tiempo que tenía para esto y no he podido pasarme antes a reseñar.

La verdad es que me ha costado un poco decidir cuál sería la primera reseña del blog, porque quería algo especial. Pensé en reseñar algo clásico, así que se me pasó Jane Austen por la cabeza, dudé si escribir algo de fantasy, que al fin y al cabo es lo que más leo, también barajé la posibilidad de algún chic lit, que resultara fresco y relativamente fácil de comentar. Y así con casi todos los libros de mi estantería.
Pero luego me paré a pensar en algo que realmente me hubiera impactado en las últimas lecturas, algo que me moviese de verdad y me apeteciera reseñar.
Y así es como he llegado a Scott. Voy a reseñar la saga, pero va a ser más bien una opinión personal, porque no quiero hacer spoilers que podrían estropear mucho la lectura. :)

Scott Pilgrim es un comic escrito por el canadiense Bryan O'Malley. Este es su comic más conocido, aunque tiene otras obras, entre ellas webcomics a los que podéis echar un vistazo en su web: http://radiomaru.com/.


Voy a ser sincera. Como muchos otros, llegué a Scott a través del trailer de la peli cuando fue estrenada en USA (cómo nos duele a los fans reconocer estas cosas). Y desde el primer cómic ya supe que me engancharía completamente.
¿Por qué?
Quizá lo que más me llamó la atención fue la peculiaridad del dibujo, al que me costó adaptarme, y a la sencillez de una trama tan descabellada que no te planteas ni por dónde cogerla. Me explico con una sinopsis robada de casadellibro:

El cómic revelación de los últimos cinco años. Scott Pilgrim se lo ha montado de puta madre. Tiene 23 años, toca en un grupo de rock, se las apaña para no dar golpe, es el rey de la Playstation y ha empezado a salir con una chica muy mona... que va al instituto. Todo va como una seda hasta que una mensajera que hace el reparto en patines, la despampanante y peligrosamente moderna Ramona Flowers, empieza a aparecer en sus sueñor y en todas las fiestas a las que Scott acude. Pero el camino que conduce a ello no está cubierto precisamente de rosas. Los siete ex novios malvados de Ramona se interponen entre Scott y la felicidad absoluta. ¿Podrá Scott vencerlos en combate y llevarse a la chica de sus sueños sin que su vida se complique hasta el infinito?

Uno al leer la contraportada se pregunta qué leches puede tener que ver un colgado de 23 años con luchas a muerte contra malvados ex-novios en Canadá. La respuesta es simple: Scott.

Se nota que la pretensión del autor al hacerlo es simplemente divertirse y hacer algo completamente a su aire, sin presiones. Se leen rápido y dejan una sensación genial, de estar leyendo algo nuevo y divertido.

El dibujo es atípico, mezclando la tendencia manga con el cómic indie amerciano. El guión es descabellado; aparecen de pronto viajes en el espacio, personajes desconocidos, historias inconclusas, luchas épicas... La música está de fondo a lo largo de toda la historia, con los momentos buenos y malos de la banda. 
Las referencias y guiños al mundo del videojuego son constantes, y es una de las cosas que mejor aprovecha O'Malley para añadir los toques de humor en el cómic.

Los temas van de lo general a lo más particular dependiendo del momento emocional de Scott. En un  principio parece que estamos ante un cómic de chico conoce a chica, y de repente, no sabemos cómo nos encontramos en una historia sobre músicos, para luego pasar a una trama de evolución de la amistad, o incluso un cómic algo descerebrado de lucha. 

El personaje de Scott me ha tocado. Al principio resulta insulso. Todos tenemos, o hemos tenido antes de querer matarle, a algún amigo como él a quien todo le va mal pero no se esfuerza absolutamente nada en mejorar ningún aspecto de su vida. Eso es lo que hace Pilgrim. Simplemente deambula  por ahí intentando vivir del cuento y quedarse con Ramona (eso sí lo tiene claro).
La evolución de Scott a lo largo de los tomos es alucinante, aunque los cambios son muy a su manera. No es que se convierta en un hombre de provecho precisamente. Pero tampoco es lo que busca. Lo que sí cambia es su forma de actuar con sus amigos, y en general ante la vida. Descubre muchas cosas de su pasado, y de camino reparte unos cuantos mamporros, sí.

Por otra parte, me encantaron los secundarios. Todos son muy característicos, excepto los que salen en  las fiestas. Seguro que los que lo hayan leído también tuvieron problemas para distinguir a algunas de las chicas que salen en ocasiones.
Si tuviera que quedarme con alguno... probablemente fuera con Wallace Wells, el compañero de piso gay y genial de Scott. Es un tío realmente carismático. Y bastante buen amigo para Scott. Aunque también tengo debilidad por Kim, la batería del grupo. (L)
Ramona es simplemente genial.

Pues de momento esto es todo. Lo dicho, os invito a leer este cómic porque es realmente genial y muy divertido.
Un buen regalo para estas fechas.


Puntuación:






3 comentarios:

Favole dijo...

Aquí otra que descubrió el cómic gracias a la peli -.-" (es verdad que nos duele reconocer estas cosas). Solo he leído el primer tomo de momento (ains la crisis...) y me ha encantado, quizá por esa trama tan rara, el dibujo tan simple o por la naturalidad con que trata todo. Y sí, también me encanta wallace XD

un beso!

Natashinka dijo...

Pues te recomiendo que sigas leyendo, porque la historia va creciendo muchísimo con cada tomo.

Un beso :)

Havok dijo...

Cómo me gusta esta reseña (!)
Cada vez que la leo me anima a retomar esta genial historia cuyos tomos me miran melancólicos desde el escritorio.
Y me es indiferente cuanto tarde, no me veré la película hasta terminar el cómic.
*cara de determinación*

Publicar un comentario

 
Licencia Creative Commons
Máscaras de papel por Violet Havok se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://mascaradadeletras.blogspot.com/.